Voluntariado en tu ciudad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


‘Porque yo haga esto no va a cambiar el mundo‘ es una de las frases recurrentes de las personas más cómodas que buscan una excusa para no colaborar con los demás.

Sin embargo, lo cierto es que cada pequeña acción cuenta a la hora de contribuir para construir un mundo mejor en el que se mejore la calidad de vida de algunas personas y en el que también muchas de las personas más afortunadas sean capaces de tender una mano a los demás sin intereses ni fines lucrativos.

Por eso, si puedes combinar tus actividades habituales (trabajo, estudios, familia…) con alguna acción solidaria estarás haciendo un bien a la comunidad sin un esfuerzo demasiado grande. Si quieres colaborar como voluntario puntual o habitual presta atención a las siguientes opciones de voluntariado local que te proponemos.

Monitor de campamento: Hay muchos esplais y campamentos urbanos con niños de todo tipo de edades que necesitan personas que se encarguen de vigilarlos y cuidarlos durante las horas que se encuentran realizando las actividades. ¿El beneficio? Aportar unos valores y contribuir en parte de la educación de los pequeños como un buen ejemplo a seguir.


Niños desfavorecidos: Aunque a veces no sepas escucharlo, a tu alrededor hay un montón de pequeños pidiendo ayuda; niños con familias desestructuradas, sin familia o con problemas sociales que necesitan personas como tú que les den cariño y comprensión y les ayuden a pasar momentos divertidos. UNICEF, Aldeas Infantiles o la Fundación Soñar Despierto son algunas de las opciones que puedes consultar.

Personas con discapacidad: Estas personas a menudo se encuentran incomprendidas y marginadas de la sociedad por el simple hecho de haber nacido distintos a los demás. Deja de lado los prejuicios y tiéndeles una mano realizando tareas como monitor en campamentos o convirtiéndote en un amigo que les acompañe en sus actividades en los centros o en las salidas.

Personas inmigradas: La inclusión social y la integración de estas personas es tu objetivo. Entre las actividades que puedes realizar están el voluntariado de lenguas (enseñar el idioma a estas personas), el de orientación sociolaboral o cursos y talleres, entre otras cosas. También los hay centrados en la inclusión de las mujeres, que en algunas culturas suelen estar relegadas al mundo doméstico.

Mañana te contamos algunas otras actividades de voluntariado local, ¡no te las pierdas!

1 comentario

  1. Hola, me gustaría ayudaros colaborando en todo lo que pueda.
    Preferéntemente son los niños lo que mas me agrada. Trabajo por las tardes por lo cual solo podría estar por las mañanas.
    un saludo y ánimos para seguir adelante con vuestra gran labor. Espero respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *