Trabajo infantil y accidentes laborales


Jugar, reír, aprender, llevar una vida despreocupada y en definitiva disfrutar de la amistad y la familia es solo una pequeña parte de todo a lo que debería acceder cada uno de los niños del mundo sin excepción.

Esta cuestión debería estar del todo resuelta, más aún tras la ratificación de la Convención de las Naciones Unidas por los Derechos del Niño por parte de prácticamente todos los países del mundo.

Sin embargo, y aunque a rasgos generales en occidente esto pueda parecer una realidad, lo cierto es que hay muchos países en los que los pequeños son explotados en muchos ámbitos como el sexual o el laboral.

Por si no fuera suficiente con esto, según datos recientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cada minuto que pasa un pequeño sufre un accidente por su labor.


Se trata de solamente uno de los datos del informe ‘Niños en trabajos peligrosos: Lo que sabemos, lo que debemos hacer’, que pretende denunciar y poner de relieve no solamente el delito que supone el trabajo infantil sino también lo peligroso que resulta para los más de 115 millones de menores que se ven abocados a este tipo de labores.

Acompañando al informe se presenta una carta de reclamo para los gobiernos locales e internacionales que pide garantizar la educación de los menores hasta la edad mínima de empleo y que solicita que cada país establezca una lista con los trabajos peligrosos con el fin de restringir el acceso a ellos por parte de los menores.

También destacan la necesidad de formar y capacitar a los que acaban de cumplir la edad mínima para que sepan asumir sus riesgos, derechos y responsabilidades.

Tú también puedes y debes colaborar por erradicar el trabajo infantil, ¿a qué estás esperando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *