Reglas del Viajero Responsable


Ahora que ha llegado el verano y que la mayoría podrán permitirse unos días de vacaciones, tenemos que tener en cuenta algunas cosas, sobre todo si tenemos pensado realizar alguna escapada: enfatizar, aprender o respetar son algunas de las cualidades que necesitamos ejercitar si queremos viajar de otra manera y conocer realmente el país y su gente.

Sin duda, viajar a un país que no conocemos nos aporta un montón de cosas positivas. Por un lado, podemos descubrir su cultura, su naturaleza y conocer de cerca su gente y sus formas de vida. Por otro, nos ayuda a entender mejor el mundo en el que vivimos y a relativizar nuestros problemas cotidianos. Sin embargo, muchos de nosotros tenemos un grave problema: viajamos con la mochila llena de prejuicios y tics de turistas que nos impiden descubrir la belleza real del lugar. Por eso, la web Turismo Solidario y Sostenible nos ofrece algunas recomendaciones para pasar de ser un turista accidental a un viajero responsable.


1. Empatiza con el entorno, es decir, puede ponerse en la situación de las personas (o incluso animales) con los que se relaciona y comprender mejor sus reacciones ante su presencia.
2. Aprende de lo que ve para poder adaptarse al nuevo entorno. Viajar es la mejor experiencia de aprendizaje-
3. Impacta positivamente en el entorno con su presencia, favoreciendo el comercio justo y el enriquecimiento local, al tiempo que reduce al máximo su huella ecológica y cultural.
4. Respeta las costumbres locales en el modo de vestir y comportarse públicamente.
5. Demuestra paciencia y comprensión ante situaciones que le resultan extrañas o absurdas según sus estándares.
6. Reconoce la importancia de la dignidad de ambas partes, locales y extranjeros.
7. Ahorra recursos usando los medios menos contaminantes y escogiendo rutas razonables en términos de distancias y tiempos.
8. Ayuda a proteger los ecosistemas naturales, respetando la fauna y la flora local, y no contaminando.
9. Educa y enseña también, especialmente a los niños, a que el viajero no es un regalo andante.
10. Compra exclusivamente artículos que no perjudiquen los ecosistemas locales, y que no estén prohibidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *