Radio Tezulutlán para luchar contra el analfabetismo en Guatemala

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los medios de comunicación se han convertido en una pieza clave en el mundo actual. A través de ellos se pueden conseguir cosas positivas para muchos aspectos de la sociedad, aunque como regla general no se utilizan para este tipo de fines. En Guatemala son conscientes de ello y, por eso pusieron en marcha un proyecto para luchar contra la pobreza, el analfabetismo y la casi nula participación ciudadana a través de las ondas.

Uno de los principales objetivos de Radio Tezulutlán, que emite en los departamentos de las Verapaces del país centroamericano, es luchar a favor de la alfabetización, una garantía de paz para los pueblos. Por suerte, el número de personas analfabetas se ha reducido en la última década, pero aún hay 793 millones de adultos, de los cuales el 64 por ciento son mujeres y niñas, que carecen de los conocimientos básicos de lectura y escritura.


Radio Tezulutlán juega un papel importantísimo desde sus primeros años de andadura (1975-1977) en la defensa de los derechos indígenas y presta un gran servicio social a través de sus programas de promoción humana, difusión y defensa de los pueblos indígenas, la capacitación en agricultura, nutrición, medina y programas educativos, entre otros aspectos. Ahora, ha solicitado el apoyo de Manos Unidas para llevar adelante un proyecto que pretende fortalecer la emisora. Para ello se requiere el traslado del centro emisor a una nueva ubicación y la dotación de algunos nuevos equipos, con lo que la emisora tendrá mejor y mayor cobertura.

En los departamentos de Verapaces en el norte de Guatemala un 50 % de la población, mayoritariamente indígenas, vive en la pobreza, la tasa de analfabetismo ronda el 60 % y la participación ciudadana es muy escasa. La exclusión social y la falta de oportunidades han llevado a que el narcotráfico se instale en la zona y a que se creen enormes dificultades para la formación humana y técnica, y para que la población pueda contribuir a construir un auténtico tejido social comunitario.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *