Qué hacer por los derechos sociales


La situación de crisis económica y social está causando estragos en la población, y es que los recortes, la falta de empleo y el alto coste de la vida en España ha dejado a muchísimas familias en complicadas situaciones de vulnerabilidad.

Cada vez son más las personas conscientes de ello, personas que piensan que cualquier día alguno de sus seres queridos e incluso ellos mismos podrían encontrarse en las mismas circunstancias.

¿Cómo puedes contribuir? A continuación te damos algunas ideas para que encuentres el modo de colaboración que más se adapta a tus posibilidades.

– Donación de comida y ropa: La crisis económica ha hecho que muchas personas y familias enteras lleguen a fin de mes con las manos en los bolsillos y sin tener qué echarse a la boca, sin tener con qué protegerse del frío. Si quieres ayudarles puedes donar algo de comida (arroz, pasta, leche, etc.) o de esa ropa que no utilizas (en buenas condiciones) a organizaciones específicas para ello, que la repartirán entre las personas que más lo necesitan.


Comedores solidarios: Acogen a cientos de personas necesitadas cada día para darles un plato caliente con el que saciar a su estómago. Tú puedes colaborar como voluntario/a ayudando a las tareas de dicho comedor ya sea ayudando en cocina, a servir o a recoger el espacio.

Lenguas: La inmigración es uno de los fenómenos que más ha transformado nuestro país en las últimas décadas, lo que supone un gran esfuerzo en lo que a integración se refiere. Para ello se necesitan muchas personas como tú que, generosas, dedican algunas horas de su tiempo libre a enseñar a estas personas de fuera las lengua oficial del país y otras lenguas cooficiales de las comunidades autónomas (catalán, euskera, gallego) para facilitar la adaptación social de estas personas.

Exclusión: Existen muchos grupos en riesgo de exclusión, desde los niños con problemas familiares o sociales hasta las personas con discapacidad, las personas inmigradas y hasta las mujeres (aunque parezca mentira en pleno siglo XXI). Puedes dedicar algunas de tus horas libres a trabajar con este tipo de entidades de forma altruista, lo que además te beneficiará a ti también como persona.

Y tú, ¿realizas alguna otra actividad solidaria en el ámbito social?

Derechos humanos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *