¿Por qué apadrinar un niño?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Son muchos los motivos por los que apadrinar un niño es una decisión importante y muy beneficiosa para los pequeños que no pueden disfrutar de sus derechos fundamentales en los países más pobres y en aquellos en vías de desarrollo.

Vemos continuamente en los spots publicitarios y en los carteles de las ONGs los rostros tristes aunque todavía ilusionados de estos niños, que se encuentran en su día a día con problemas que ni siquiera nosotros somos capaces de comprender y mucho menos seríamos capaces de afrontar; demasiado para unos niños que deberían preocuparse por jugar, estudiar y vivir su infancia y no por luchar cada día por la supervivencia de sus familias.

Pero no debemos apelar sólo a los sentimientos que llegan a nosotros al ver esta publicidad sino entender por qué es necesario apadrinar y que beneficios supone realmente para estos niños. ¿Por qué hacerlo?

Lo primero es valorar lo que tenemos aquí y comprarlo con lo que tienen allí; unos segundos te bastarán para comprender que lo que para nosotros puede ser una miseria es un tesoro para ellos, pues con un solo euro al día podemos conseguir beneficios muy grandes para los niños y para sus comunidades.

De hecho, ésta es una de las cosas más importantes que debemos comprender, y es que apadrinar a un niño no significa enviar dinero directamente a él para que viva mejor que el vecino, pues el objetivo final es también el desarrollo de sus comunidades. Por ello, con nuestra donación mensual estaremos destinando una parte del dinero al mismo niño y otra parte a que establecer unas bases para dar un empujón a sus comunidades y que puedan subsistir por sí solas en un futuro.

Además, con este dinero toda la familia del niño recibe apoyo en caso de necesidad, cubriendo el acceso a acceso a educación, vivienda, atención sanitaria y alimentación.

Apadrinar es también crear un vínculo con los niños, saber cómo les mejora la vida gracias a nuestra solidaridad y en definitiva contribuir a que sea un poco más feliz. Busca aquellas ONGs que te garanticen un informe con las iniciativas locales a las que se destina tu aportación y que te permitan mantener el contacto con tu apadrinado.

Antes de escoger tu ONG, asegúrate de escogerla bien con estos consejos de donación responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *