Las personas con discapacidad aportan felicidad


Valores como la constancia, la empatía, el afán de superación, el entusiasmo por las pequeñas cosas, la generosidad, la naturalidad o la importancia de vivir en el presente son algunas de las cosas que nos enseñan las personas con síndrome de Down.

Son las sensaciones que aportan las personas con discapacidad a quienes les rodean, que son la familia, el entorno y la sociedad en general. Y es que saben cómo arrancar una sonrisa y a veces una lágrima sin proponérselo. Esto es porque se limitan a hacer lo que sienten, a ser ellas mismas. Por todo ello, mejoran la felicidad de las personas que están a su alrededor.

Integración progresiva

Pero no solo eso, en el trabajo destacan por la persistencia y la responsabilidad, lo que ha provocado que en los últimos años hayan aumentado los alojamientos atendidos por personal con discapacidad. Y, aunque aún hay lagunas, esta integración progresiva, favorece que se les conozca y que se adquiera conciencia de sus posibilidades.

La familia, la mayor beneficiaria

Como te he hemos comentado, los valores que aportan las personas con discapacidad llegan a amigos, compañeros de colegio o de trabajo y vecinos, aunque son los familiares los que más se benefician de esta relación. Down España ha recopilado en “Mi herman@ y yo” el testimonio de varios hermanos que explican cómo sus familiares enriquecen su vida.


Así, como hermanos son generosos, atentos, responsables y se preocupan por el cuidado de los más pequeños. De hecho, entre hermanos se crea un vínculo más fuerte de lo habitual por cierta sensación de protección mutua. Además, son cariñosos, empáticos, tolerantes, siempre dispuestos a ayudar y, cabezotas si hay que serlo. Por supuesto, entre hermanos discuten y se enfadan, como el resto.

1 comentario

  1. Buenas noches queridos amigos , escribo en nombre de un grupo de padres de niños con multidiscapacidades que nos hemos juntado para poder juntos ver que podríamos hacer por nuestros hijos la cual por el sistema de nuestro país, nuestros niños son considerados niños fantasmas ya que no hay ninguna ley que específicamente contemple algún tipo de ayuda para nuestros hijos dentro de la ley de discapacidad, somos personas con escasos recursos económicos pero soñamos y abrazamos la esperanza que en algún lugar o alguna persona en el mundo pueda ayudarnos a tratarlos medicamente y darles calidad de vida para nuestros ángeles que nos toco cuidarlos.somos de Perú específicamente de la ciudad del Cusco donde seguramente muchos de ustedes disfrutaron de nuestro machupicchu y todas los restos arqueológicos existentes en nuestra localidad ,en la cual como vuelvo a indicar existe un grupo de padres de niños con discapacidades esperando su solidaridad, muchas gracias por vuestro tiempo con fe y muchas bendiciones para ustedes estaremos a la espera de un respuesta. pueden ver a los niño en facebook en la pagina “Hatun sonqo wasicha” gracias una vez mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *