ONU Mujeres ya es una realidad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hace varios meses que esperábamos la puesta en marcha definitiva de ONU Mujeres, el nuevo organismo de las Naciones Unidas para la mejora de las condiciones de vida de las mujeres en todo el mundo, y hoy por fin podemos decir que ya es una realidad.

En la ceremonia, celebrada en Nueva York el pasado viernes 25 de febrero, participó el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, la secretaria general adjunta, Michelle Bachelet, que presidirá ONU Mujeres, y otras importantes personalidades como la actriz Nicole Kidman, la cantante Shakira o la Infanta Cristina de España.



La nueva entidad pretende fomentar la igualdad de género y el desarrollo de un mundo más justo e igualitario para la mujer, derribando las barreras que impiden su pleno desarrollo personal y profesional en la sociedad. De hecho, conseguir la igualdad de género no sólo cumpliría un derecho fundamental sino que, además, lograr esta meta aportaría consecuencias socioeconómicas muy positivas en las que las mujeres impulsarían una nueva economía, el crecimiento y la productividad.

Pero esta utópica sociedad queda todavía muy lejos de la realidad, y es que son millones las mujeres que continúan siendo víctimas de la segregación ocupacional, de la brecha salarial e incluso de la negación del acceso a la educación y al mercado de trabajo.

Para acabar con lo anterior, ONU Mujeres trabaja en distintas áreas entre las que se encuentra la paz y la seguridad, la violencia contra las mujeres, el liderazgo y la participación, la mejora de la situación económica de forma independiente, el cambio de perspectiva de las políticas nacionales para la planificación y los presupuestos y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU.

La entidad ha fusionado cuatro importantes entidades o programas de la ONU en este ámbito: la División para el Adelanto de la Mujer (DAW), el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW), la Oficina del Asesor Especial en cuestiones de género (OSAGI) y el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).

¿El objetivo? Apoyar a las entidades intergubernamentales en las políticas y normas a nivel mundial, asistir a los países para cumplir los estándares (apoyo técnico y económico) y sensibilizar a la población, y hacer que la ONU se comprometa definitivamente en materia de igualdad de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *