Niños de la India retratan con cámaras su día a día

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Una imagen vale más que mil palabras, ¿no crees? Podríamos pasar horas contándote cómo viven los niños de Calcuta, en la India, que deben dividir sus días entre trabajos y clases. Además, pasan las semanas conviviendo con la violencia doméstica y el alcohol. Para que no tengamos que contártelo y puedas verlo con tus propios ojos, un grupo de 14 niños han retratado ellos mismos con cámaras fotográficas su rutina diaria.

Esta idea partió de la ONG Amavida y de la escuela Joyjeet das Memorial School, situada en las propias zonas marginales de chabolas (también llamadas “slums”). Después de algunas lecciones, los niños estuvieron fotografiando durante cuatro meses con maquinas de usar y tirar lo que para ellos es normal.

De esta manera, los niños retrataron los momentos de la higiene personal, las tareas domésticas y las celebraciones. Para ellos no existe una realidad diferente a la de las chabolas que habitan, que están agolpadas unas junta a otras. Aunque intentan ser felices la mayor parte del tiempo y siempre sacan tiempo para jugar entre ratas y basura, saben que existe un mundo mejor. Por eso, ellos sueñan con llegar salir algún día del “slum“.


Entre las cosas que más adoran de sus “barrios” están los puestos callejeros de frutas y verduras que hay y su deporte nacional, el cricket. Por otro lado, llevan muy mal la suciedad. Además, los niños coinciden en que uno de los principales problemas a los que se enfrentan es la falta de agua. Algunos deben recorrer largas distancia y hacer colas para coger cubos de agua.


Por si fuera poco, en esas zonas marginales la violencia familiar y vecinal está muy presente diariamente, sobre todo cuando se hace de noche y muchos hombres llegan embriagados al hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *