Más de 3 millones de ‘Pastillas contra el dolor Ajeno’


Hace ya más de tres meses desde que Médicos Sin Fronteras comenzara la campaña ‘Pastillas contra el dolor ajeno’, y, tras este tiempo, la campaña ha resultado todo un éxito.

Gracias a la colaboración de unas 40 empresas de distribución farmacéutica, la campaña ha conseguido vender más de tres millones de cajas de estas pastillas solidarias en las farmacias de toda España.

Esto se traduce en realidad en una recaudación que alcanza la más que considerable cifra de 2.757.310 euros con los que los que miles de españoles han aportado su granito de arena aliviando su sufrimiento respecto al dolor de los demás comprando estas pastillas.

Aunque la campaña continúa, los primeros ingresos ya están siendo destinados a algunas de las labores de Médicos Sin Fronteras para tratar a los enfermos con Chagas en Bolivia o a los infectados con el virus del sida en Zimbabwe, con unas inversiones de 807.310€ y 1.950.000 respectivamente.

En el país africano la ONG trabaja junto con el Ministerio de Salud de la zona para tratar a más de 11.000 pacientes al año, muchos de ellos todavía niños.

En Bolivia MSF cubrirá los costes del programa por el cual se realizaron el pasado año unos 5.500 análisis para detectar el Chagas y pretenderá tratar a más de 4.000 pacientes hasta finales del presente año.

Esto es solamente una prueba de cómo apenas unos euros de cada uno de nosotros puede contribuir a ayudar a esas personas enfermas que quedan en el olvido, que sufren o mueren por enfermedades que podrían ser tratadas si se dispusiera de los recursos necesarios.

De hecho, se cifra en 8.000 las personas que mueren a diario a causa de diversas enfermedades tratables (como la tuberculosis, la malaria o el kala azar, entre muchas otras) y, sin embargo, nosotros a menudo no lo percibimos en nuestra particular aura de estrés, consumismo y egoísmo occidental.

Es todo un mérito que miles de personas se hayan dado cuenta y hayan contribuido con la campaña. Quizá tú seas uno de ellos, quizá no. ¿A qué esperas para sumarte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *