Los niños refugiados sin educación


No todo el mundo tiene la suerte de poder acceder a una educación, este derecho se vuelve difícil cuando se no se dispone de una residencia estable o no existe una infraestructura adecuada para recibir o acudir a los centros de enseñanza. Lo cierto es que en el mundo hay en estos momentos 22 millones de menores y jóvenes refugiados y desplazados que no pueden aprender nada. Colombia y el sur de Sudán son las dos regiones más afectadas, ya que albergan a un mayor número de jóvenes que no reciben clases.

Por desgracia las personas que han tenido que ser refugiadas o desplazadas no tienen la oportunidad de continuar viviendo su hogar, donde muchas veces se les ha obligado a huir. Algunos viven como pueden en espacios habilitados para su acogida, como campamentos, otros lo hacen en suburbios y poblados chabolistas de entornos urbanos de países en vías de desarrollo. Pero en cualquier caso, en ambos lugares se enfrentan a una serie de dificultades que ellos solos no pueden resolver. Una de las principales es el acceso a la educación de los pequeños.

En ocasiones, algunos menores llegan a pasar hasta una media de 17 años (toda su infancia y juventud), en campos de refugiados o en asentamientos improvisados. No pueden regresar al hogar y por lo tanto muchas de sus necesidades más básicas no están cubiertas o desatendidas. Todos ellos se merecen una vida mejor, pero es complicado resolver la situación dada la magnitud de las desigualdades sociales.

Por lo tanto, pensamos que las escuelas en los campamentos son imprescindibles. Sin embargo, no conviene que estén alejadas de los campamentos, ya que se han detectado casos de violencia de todo tipo en el camino que separa el centro del campamento. El objetivo es proteger a los menores, no exponerles a mayor riesgo. Por ello hay que vigilar que las escuelas no sean exclusivas para niñas, ante el riesgo de ataques, ni sirvan como lugares de reclutamiento militar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *