La crisis mundial migratoria llega a Bruselas

refugiados
Tremendo lo que se está viviendo en el mundo en estos momentos. No llega a ser tan bestia como lo de la Segunda Guerra Mundial, pero no se puede negar que la crisis migratoria ha sobrepasado cualquier límite. Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, ha hablado alto y claro para poner de manifiesto que hay que actuar cuanto antes para ayudar a los refugiados que huyen de sus países de origen por culpa de la guerra y la miseria.

La Unión Europea debe dar la cara

La crisis es mundial y todo el mundo mira hacia Europa, que es donde están llegando la gran mayoría de los refugiados. Lo que se pretende es crear una política de europea de asilo que sea común para todos los países que la aprueben, al tiempo que hay que formar un cuerpo de guardas fronterizos que vele por la seguridad.

Discrepancias ante un futuro reparto

Son cientos de miles de refugiados y se pide un reparto equitativo de los mismos. Se habla de “respeto” y “solidaridad”, dos palabras que aparecen varias veces en todo el papeleo que se firmó cuando se creó la Unión Europea. Por eso los políticos no pueden mirar hacia otro lado, como es el caso de Mariano Rajoy, que ya ha salido a la palestra para decir que España no puede hacerse cargo de los refugiados porque la tasa de paro es muy alta. Queda claro que cambia su discurso de la economía en función de sus intereses.

refugiados 2

Toca actuar

Si no se reúnen de urgencia los principales responsables de los países de la UE, podemos estar ante una crisis tremendamente larga y dolorosa para quienes están sufriendo las consecuencias de una guerra que les ha dejado sin nada. Además, se teme que los niveles de xenofobia se disparen si las declaraciones de los políticos no son del todo afortunadas. Toca arrimar el hombro y tener memoria histórica. Toca ser persona y pensar que cualquiera de nosotros se podría encontrar en la misma situación que los miles de refugiados que llegan desde países como Siria, Afganistán o Eritrea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *