INJUSTO, una campaña para hacer visibles a las personas mayores


¿Te parecería justo que solo un 1% de la ayuda humanitaria se destinara a las personas mayores? Pues es una realidad que se está viviendo en estos momentos en un mundo en el que el 11% de la población mundial tiene 60 años o más. Por eso, HelpAge ha lanzado INJUSTO, la primera campaña dirigida a visibilizar las necesidades de las personas mayores en las emergencias humanitaria.

Y es que según nuevas investigaciones realizadas por la organización, la ayuda de emergencia no cubre las necesidades de las personas mayores en situaciones de emergencia en todo el mundo, a pesar de estar entre las más vulnerables. Por ejemplo, en Haití, el 70% de las personas mayores en las áreas urbanas y el 80% en las áreas rurales dijeron que no habían recibido asistencia tras el terremoto de 2013.

Acciones coordinadas

INJUSTO incluye acciones coordinadas en todo el mundo, entre las que se encuentra el llamamiento para que se incluya a las personas mayores en las políticas y programas de emergencia a través de una carta abierta a Jesús Manuel Gracia Aldaz, secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y Presidente de la AECID, D. Manuel Gracia Aldaz, y a otros destacados actores del sector de la cooperación.

Las personas mayores, invisibles ante la crisis

Según datos de HelpAge, en 2050 el número de personas de 60 años o más se triplicará alcanzando los 2.000 millones. Mientras que el número de personas mayores afectadas por crisis humanitarias y desastres crece, los actores humanitarios necesitan adaptar las políticas y las prácticas para asegurarse de que los mayores están incluidos durante las actuaciones de emergencia. Según palabras de Pilar Rodríguez, presidente de la organización en España:

Cuando sucede una crisis humanitaria, las personas mayores son especialmente vulnerables a sufrir daños, la muerte, el abandono y la enfermedad. Sin embargo, la realidad que enfrentan en situaciones de emergencia a menudo pasa desapercibida: las personas mayores siguen siendo invisibles en las crisis.

Para Rodríguez, una respuesta completa ante esta situación “requiere el compromiso de todas las organizaciones, lo que incluye a las agencias de Naciones Unidas, ONG internacionales, líderes políticos y expertos en políticas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *