Hogares-escuela para acoger a niños sin recursos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Existen millones de niños desprotegidos en el mundo, menores sin la posibilidad de tener un hogar o de ir a la escuela. Muchos de ellos, además, se ven inmersos en procesos de guerra, conflictos, o en situaciones de extrema pobreza, lo que acaba por significar un mayor riesgo de exclusión y de desprotección.

Mejorar las condiciones y el futuro de estos niños y acabar con su vulnerabilidad son los objetivos de muchas organizaciones nacionales e internacionales que se dedican a crear hogares de acogida, a menudo mantenidos gracias a personal voluntario y las donaciones externas.

En la Índia, por ejemplo, la Fundación Asha-Kiran trabaja desde 2008 en el estado de Maharashtra, en un hogar de acogida para atender a niños huérfanos, maltratados o necesitados, que requieren más cuidados de los que se reciben en los centros de día. Reciben educación, protección, servicios de salud, y actividades, entre otras cosas. Global Humanitaria, ONG reconocida a nivel internacional, también tiene cuatro hogares de acogida en la Índia, que sufraga con los ingresos por apadrinamientos (de 21€ al mes). En sus hogares viven más de 224 menores.


En Carazo (Nicaragua), la organización Dianova fundó en 1998 una escuela, el Colegio Las Marías (que acaba de obtener la certificación como Escuela Asociada a la UNESCO). A esta escuela acuden cada día niños de entre 6 y 18 años de familias sin recursos, donde encuentran un techo bajo el que dormir y tienen posibilidad de acceso a la educación.

En el recientemente estrenado hogar–escuela de Chanika, en Tanzania, también acogen a menores desamparados y a menudo huérfanos. El objetivo es darles atención integral: vivienda, alimentación, ropa, necesidades sanitarias y formación. El proyecto no está todavía finalizado, ya que por el momento las ayudas y subvenciones sólo han permitido la construcción y utilización uno de los cuatro pabellones que se plantearon inicialmente.

Las ONGs luchan a diario por la causa: conseguir que miles de niños consigan una oportunidad está también en nuestras manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *