Fin de la hambruna en Somalia según la ONU

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La crisis humanitaria del Cuerno de África ha sido una de las cuestiones en el punto de mira a nivel internacional durante los últimos meses, y es que millones de personas (especialmente somalíes) han sufrido las consecuencias de la sequía más fuerte de los últimos 60 años. Hambruna, falta de higiene, desplazamientos a campamentos de refugiados… ¿Ha acabado la crisis de Somalia?

Por desgracia la grave crisis humanitaria no lo ha hecho, pero sí la más peligrosa de sus causas: la hambruna. O al menos eso es lo que afirman desde la ONU a pesar de que por los últimos informes la mayoría podíamos entender que no lo había hecho… no obstante, las Naciones Unidas nos envían este mensaje con algunas reservas.

El pasado mes de julio la ONU declaró oficialmente el estado de hambruna de dos regiones al sur de Somalia y, en septiembre, el mismo organismo extendió la alerta a seis de las ocho regiones del país. A día de hoy y según afirma el nuevo informe elaborado por la Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición (FSNAU, organismo dependiente de la FAO), en el país se habría pasado de los cuatro millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria urgente a los 2,34 millones. De acuerdo, la bajada ha sido realmente notable, pero… ¿es suficiente como para declarar que se acabó la hambruna?


La ONU lo ha dicho con ciertas reservas, y es que aunque considera que la situación ha mejorado y que es reversible es consciente de que la sequía puede continuar siendo un grave problema para la seguridad alimentaria de la zona si no se resuelve: las medidas a largo plazo resultan sencillamente imprescindibles. La ayuda humanitaria y las recientes lluvias han hecho posible esta mejora en la zona, aunque tal y como dicen desde Naciones Unidas la crisis no ha terminado y ‘solo podrá resolverse si a las lluvias se suman intervenciones continuas, coordinadas y de largo plazo que fortalezcan la resiliencia de la población local y asocien la ayuda con el desarrollo’.

Según el Coordinador Humanitario de Naciones Unidas para Somalia, Mark Bowden, los logros son frágiles y revertirán si no hay un apoyo continuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *