Explotación laboral y sexual en Asia 2011


La explotación de las personas es un crimen no castigado en muchos países del mundo, una práctica habitual en algunos de los países donde menos respeto se muestra por los derechos humanos.

World Vision International
presentó el pasado mes un informe que no te dejará indiferente: Duro aunque cierto como la vida misma, te recomendamos echar un vistazo a algunas de sus conclusiones.

Se trata del informe ’10 cosas que debes saber sobre el tráfico de niños y adultos destinados a la explotación laboral en el sudeste asiático’, realizado en base a los datos de varios reportes sobre el tema y casos documentados por la misma entidad.

Sin más preámbulos vayamos a conocerlos:

1. Uno de los ámbitos con mayor explotación es la pesca: Muchos hombres son víctimas del tráfico de personas y se encuentran obligados a trabajar encerrados en barcos.

2. Las agencias de empleo ‘legales’ tampoco tienen las manos limpias, pues pueden ser cómplices en este delito; esto ocurre especialmente cuando se falsifican datos que obligan a pequeños y mayores a someterse a explotación en otros países.


3. Las víctimas no son claramente identificables, pues a menudo ni ellas misms tienen este concepto de sí mismas y entienden que su vida es así porque ellos lo han querido (ilegalidad en el país, falsificaciones, desconocimiento del idioma…).

4. Los trabajos que realizan estas personas son sucios, peligrosos y degradantes.

5. Los trabajadores domésticos son unos de los más explotados: No tienen horario fijo ni contrato, a menudo no disponen de días de vacaciones o descanso y además cobran una miseria por su trabajo.

6. Aunque parece increíble en pleno siglo XXI, algunas empresas retienen trabajadores contra su voluntad sin remuneración.

7. A diferencia de lo que se suele creer muchas de las víctimas de explotación lo son en su propio país y no en el extranjero.

8. El tráfico de personas cambia en función de la situación: Siempre se aprovechan de los lugares donde las personas tienen más dificultades para vivir dignamente.

9. También existen hombres esclavizados que necesitan recibir atención médica para superar el trauma de haber sido explotado durante años.

10. Entre todos podemos intentar evitar que ocurra: Las empresas deben fijarse más en todo el proceso de producción de sus productos y nosotros, los consumidores, en que estas respeten precisamente una forma de producción responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *