‘El trabajo no es cosa de niños’ de Global Humanitaria


Jugar, aprender, divertirse, imaginar… Estas deberían ser las únicas preocupaciones de los niños de todo el mundo y, sin embargo, todo esto parece un lujo solamente al alcance de los pequeños de las familias del hemisferio norte.

Mientras tanto, tal y como afirman desde Global Humanitaria ‘215 millones de niños trabajan en condiciones que impiden su educación y desarrollo’ ya sea porque no tienen la edad mínima para desempeñar ciertas actividades laborales, porque resultan peligrosas para su salud o porque tienen unas pésimas condiciones de trabajo.


A pesar de la necesidad de trabajar por su propia supervivencia o la de sus familias, ‘El trabajo no es cosa de niños’. Este es precisamente el lema de una de las campañas de la ONG por la infancia Global Humanitaria, que lleva desde el año 2006 informando y denunciando con ella la situación de millones de menores en el mundo.

Con el trabajo infantil, el menor entra en una especie de círculo vicioso del que difícilmente podrá salir: la compatibilización de la escuela y el trabajo (generalmente agrícola pero también en la industria y el turismo) supone un sobreesfuerzo que desembocará en bajo rendimiento o niveles de retraso y hasta en deserción escolar, lo que implica una falta de formación que reproducirá el círculo de la pobreza.


Además, el problema más grave no solamente el hecho de que trabajen sino que además lo hacen en unas condiciones que no permiten su desarrollo social, personal y educativo.

¿Qué pretende Global Humanitaria con esta campaña? Básicamente sensibilizar a la población acerca de la situación de estos pequeños así como de la necesidad de un cambio de rumbo que garantice su bienestar. Para ello se organizan debates, se imparten charlas en centros educativos y culturales y se ofrece material de soporte (mediante descarga por internet) como algunos pasatiempos para compartir con tus alumnos o con tus pequeños.

2 comentarios

  1. Muchas gracias por vuestro interés en este tema.Con este post nos habéis ayudado a crear conciencia sobre cómo el trabajo infantil es un obstáculo para la educación y el desarrollo de los niños. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *