El problema del sobrepeso duplica al de la hambruna crónica


Se estima que más de 900 millones de personas en todo el mundo padecen hambre crónica y el 15% de la población mundial se acuesta con hambre todas las noches, un problema que se ve ha visto agravado por la especulación sobre productos alimenticios y por el consiguiente aumento de los precios.

Sin embargo, estos datos contrastan con el de los 1.500 millones de personas en el mundo padecen sobrepeso, incluso en países emergentes del sur de Asia y del norte de África, donde la obesidad se cobra más vidas que el propio hambre. Este fenómeno de malnutrición se debe al auge de la importación de alimentos procesados en detrimento de la producción directa de materias primas de uso alimentario en los propios países donde se cultivan. Es decir, los alimentos sanos se van a Europa mientras que los procesados de menos calidad sirven para alimentar a su población.

Actualmente la Cruz Roja se ha visto obligada a reactivar sus programas de ayuda alimentaria dentro de España y distribuye alimentos a 700.000 personas en nuestro país.

Adicionalmente, unos tres millones de niños menores de 5 años mueren cada año por desnutrición y 178 millones sufren de retraso en el crecimiento por la misma causa. Aparte, el 60 por ciento de las personas que padecen hambre en el mundo son mujeres, lo cual no deja de afectar también a los fetos, en el momento del embarazo, y a los bebés, en el momento de la lactancia.

Entre las principales causas que contribuyen a ese injusto sistema alimentario mundial, junto a las sequías y otros desastres naturales como las inundaciones, cabe destacar el aumento especulativo de los precios. Y es que la especulación cuesta vidas. El problema no es la disponibilidad de alimentos, ya que hay más que los que se necesitan, sino su acceso.

Para solucionarlo se debería frenar la especulación y los intereses mercantiles. Pero nadie parece estar dispuesto a hacer nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *