El perfil del drogodependiente actual


Hombre, de 35 años, que vive en la ciudad, tiene trabajo y consume cocaína. Este es el perfil predominante de adicto a las drogas en la actualidad o al menos es lo que se desprende del informe 2012 del Observatorio Proyecto Hombre elaborado con los datos de 2.910 pacientes de la organización en colaboración con la Obra Social La Caixa y la financiación del Plan Nacional Sobre Drogas.

El estudio diferencia cuatro tipos de adictos en función de la sustancia consumida: el alcohol supone el 41,7% del total de los casos que llegan a las consultas de Proyecto Hombre, seguida por la cocaína (31,4%), la heroína (5,1%) y cannabis (7%). El denominador común es la pérdida de salud, vida social y la familia.

Las mujeres, más invisibles

En la mayoría de los casos los pacientes son hombres. Y es que solo un 9% de las personas que atiende la asociación son mujeres. Ellas consumen menos y normalmente sustancias legales, pero también son “más invisibles”, piden menos ayuda y cuando lo hacen han dejado pasar más tiempo. Como la mayoría tiene hijos a su cago, Proyecto Hombre planea abrir líneas de trabajo para que tengan más fácil acceso a la terapia.

Otros tratamientos

Por otro lado, la fundación también se plantea buscar un tratamiento que no suponga problemas en la estructura laboral, ya que la mitad de los pacientes tienen un empleo estable. Así, es importante mantener la confidencialidad y entrenar y educar a las empresas en la detección y prevención de adicciones. Además, desde la organización consideran fundamental que se trabaje en la inserción laboral y la formación de los pacientes como parte de la terapia.

Sustancias

Por sustancias, el perfil mayoritario de paciente es el adicto al alcohol, cuatro de cada diez personas atendidas por Proyecto Hombre. El segundo perfil corresponde a los consumidores de cocaína (tres de cada diez pacientes), mientras que los heroinómanos y politoxicómanos son el tercer gran grupo de consumidores (5,1% de la muestra). La edad media de este tipo de adictos es de 35 años y son los que más sufren la indigencia o viven en medios protegidos, como albergues.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *