El alza de precios en alimentación y el hambre


El alza de los precios previsto para este año y para el próximo 2012 se ha convertido en un tema de debate central a causa de las pésimas consecuencias que podría tener en los países más pobres, en los que millones de personas pasan hambre o sufren desnutrición.

De hecho, en diciembre de 2010 el índice de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para los precios de los alimentos superó de nuevo su máximo de 2008 con 231 puntos, encontrando los incrementos más importantes en productos básicos como el azúcar, los aceites y las grasas.

Aunque las condiciones de cultivo son mejores que en 2008, las previsiones no son demasiado alentadoras, especialmente cuando las cifras pronostican que esta tendencia incrementará durante los próximos meses e incluso años.

Con este panorama los países más pobres se verán especialmente perjudicados, pues si tenemos en cuenta que un 70% de sus recursos son destinados a alimentación será fácil percatarnos de que, a precios más altos, menos comida.


Esto no solamente afecta a que paguen mucho más por la misma cantidad de alimentos, sino que además dispondrán todavía de menos recursos para otras cosas básicas como la vivienda, la ropa e incluso la escolarización, y es que no sería de extrañar que hubiese un retroceso en este sentido (con los niños trabajando a edades más tempranas).

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU se ve también muy afectado por esta subida de precios puesto que las donaciones se realizan en efectivo y no en bienes, por lo que menos dinero significa menos comida para repartir.

Como último dato de impacto, el pasado año el PMA destinó 1.25 mil millones de dólares a alimentos para estos países, 975 de ellos utilizados en los mismos; de éstos alimentos, un 39% fueron trigo y un 18% por ciento maíz. Desde julio de 2010, los precios de los cereales han subido en un 50%. ¿Puedes hacerte a la idea de lo que esto supone?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *