Donativos para Japón con Unicef


Más de 6.500 muertos, diez mil desaparecidos y cientos de miles de personas desplazadas en campamentos temporales es el espeluznante balance de cifras que se atribuye a la emergencia humanitaria que está viviendo Japón desde el terremoto y el tsunami ocurrido hace ahora ya más de diez días.

Muchas entidades están enviando ayuda y recursos a la zona, y por supuesto UNICEF no podía quedarse atrás: Tras hacer una valoración sobre el terreno con expertos técnicos se prepara para intervenir en el envío de suministros de emergencia para proteger a las familias y en especial a los más pequeños, muchos de los cuales ni siquiera tienen acceso a los servicios básicos como el agua potable o el saneamiento.

Los niños japoneses necesitan atención médica, protección y apoyo psicosocial para la recuperación del trauma, por lo que la ONG enviará kits de higiene, toallitas y pañales, así como un equipo de expertos para trabajar sobre el terreno.


No obstante, el trabajo de UNICEF en la zona no pretende centrarse únicamente en los problemas del país a corto sino también a medio plazo, y es que pretende dar un impulso a la reapertura de las escuelas para el próximo mes de abril (cuando comienza el curso escolar), la instalación de ‘Espacios Amigos de la Infancia’ o envío de apoyo técnico en los ámbitos necesarios sobre el terreno.

Es importantísimo que cada uno de nosotros aporte algo de su parte para que muchas de estas personas y familias puedan rehacer su vida y volver a la normalidad, algo que en algunos casos será muy difícil teniendo en cuenta la cantidad de seres queridos y de hogares que el desastre natural se ha llevado por delante.

Si quieres echar una mano puedes hacer un donativo específico para Japón en la página web de la organización (www.unicef.es) con el importe que creas conveniente.

Tranquilo, porque en el caso de que las donaciones recibidas superasen las necesidades de la respuesta humanitaria en el país los recursos se destinarían al Fondo de Emergencias para otras crisis humanitarias de países como Pakistán o Costa de Marfil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *