Día Internacional de la Solidaridad 2012: consigamos un mundo más justo


Hoy se celebra el Día Internacional de la Solidaridad, que debe servir para promover y fortalecer este ideal como un valor fundamental para las relaciones entre las naciones, los pueblos y las personas. La Solidaridad, como motor de la sociedad, debe servir para mejorar el bienestar social y la calidad de vida de todos los ciudadanos.

En este día pedimos un mundo más justo, sin pobreza, que garantice el acceso a la enseñanza y la salud, sin trabajo infantil ni explotación sexual, sin barreras para las personas inmigrantes o con discapacidad, sin discriminación… Para conseguirlo es necesaria la colaboración de todos.

Hace ya doce años que las Naciones Unidas proclamaron el 31 de agosto como Día Internacional de la Solidaridad, una jornada que también invita a reflexionar sobre este término y sobre su importancia en un momento de crisis mundial como el actual.


Debido a la situación de crisis, las personas voluntarias que dedican su tiempo a una causa, han aumentado, mientras que se han reducido las donaciones económicas: se destina menos dinero a las ONG, desciende el número de donantes, algunas organizaciones incluso se han visto obligadas a suspender sus actividades de manera temporal o definitiva ante la falta de ingresos y algunos donantes han optado por reducir sus cuotas de socios.

Sin embargo, existen muchas maneras de colaborar a parte de donar dinero. Por ejemplo, puedes ser voluntario, algo que requiere tiempo, disposición, ganas de ayudar y, en ocasiones, conocimientos previos: es posible realizar tareas de voluntariado profesional, voluntariado para combatir la pobreza, con niños en centros de acogida, con personas mayores en residencias, en una protectora de animales, voluntariado on line desde casa, con personas inmigrantes, en hospitales… También puedes ser socio de una ONG desde un euro al mes o hacer crowdfunding, un modo de recaudar fondos para causas solidarias, que busca la colaboración de un grupo de personas con intereses comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *