Desastres silenciosos: el 90% de los desastres del planeta pasan desapercibidos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En octubre de 2012 el huracán Sandy arrasó varios países del Caribe dejando cientos de muertos antes de llegar a la costa de Estados Unidos donde los medios de comunicación centraron su atención. Sin embargo, ese mismo mes se produjeron ciclones e inundaciones en otros puntos del planeta que afectaron a millones de personas de las que nadie habló. Son los llamados desastres silenciosos.

No todas las emergencias humanitarias ocupan las primeras páginas. Pero lo peor es que muchas ni siquiera están presentes en las últimas. Y es que solo las grandes catástrofes se difunden. De hecho, el 91% de los desastres que ocurren en el mundo pasan desapercibidos, a pesar de afectar a millones de personas.

Qué son los desastres silenciosos

Entendemos por desastres silenciosos los desastres ocasionados por causas naturales o del hambre, de mediana o gran magnitud, pero sin espacio en los medios de comunicación aunque causan un gran impacto en las personas. Como puedes imaginar, África es el gran escenario de estos desastres.


La Cruz Roja y la Media Luna Roja atienden cada mes a una media de 31 desastres o emergencia sanitarias de este tipo, lo que supuso prestar asistencia a 20 millones de personas en 2011 y a más de 9,5 millones en 2012.

La importancia de los medios de comunicación

La tención mediática es esencial, ya que los medios difunden las noticias en todo el mundo, generando interés, seguimiento mundial e, incluso, se pide ayuda o se recibe de manera espontánea. Sin embargo, atender a un volumen importante de afectados requiere dinero, y los desastres silenciosos pueden llegar a ser catástrofes a gran escala cuando los llamamientos de emergencia no reciben los fondos insuficientes.


Se espera que el cambio climático, la urbanización y el crecimiento de la población incrementen el número y la repercusión de las catástrofes.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *