Conectando mundos con Intermón Oxfam


Ya ha comenzado el curso escolar en España y, con él, “Conectando Mundos”, un programa educativo de Intermón Oxfam concebido para favorecer el diálogo intercultural entre alumnos y alumnas de diferentes edades y países para formar una ciudadanía responsable con la humanidad y con el planeta. Se trata de una propuesta educativa telemática que combina la actividad en el aula y el trabajo en red entre alumnado de 6 a 17 años de diferentes realidades culturales, económicas y sociales.

¿Consumimos lo que necesitamos? ¿De dónde vienen los productos que consumimos? ¿Cómo se producen? ¿Qué efectos tiene mi modelo de consumo sobre los productores o países de origen? Éstas son algunas de las preguntas que “Conectando Mundos” quiere responder a todo el alumnado este curso.


Bajo el título ‘Recetas para un Mundo más Justo’, la propuesta de este año anima a alumnos y profesores a remitir propuestas, sugerencias e ideas encaminadas a erradicar este problema mediante un consumo más crítico y responsable. Según Intermón todavía queda mucho por hacer:

El hambre es todavía hoy un problema sin resolver que no se debe a la falta de alimentos, sino a un sistema alimentario terriblemente injusto y a un sistema productivo que agota y destruye los recursos naturales de los que dependemos.

Alrededor de 16.000 niños y jóvenes de 9 países ya han participado mediante actividades en el aula y a través de su trabajo online. Divididos en equipos de la misma franja de edad, los escolares presentan sus ideas y cooperan entre sí de forma interactiva a través de una plataforma multilingüe en 7 idiomas: italiano, castellano, portugués, inglés, gallego, catalán y euskera.

El plazo para inscribirse estará abierto hasta el 11 de enero de 2013. “Recetas para un Mundo más Justo” forma parte de la campaña “Crece” de Intermón, que busca presionar a los gobiernos de todo el mundo para que se impliquen de manera urgente en la promoción de un sistema alimentario y productivo que asegure la preservación de los recursos y su distribución más equitativa.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *