Compromisos de los gobiernos para acabar con el hambre

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Nos gustaría decir que este titular se corresponde con la realidad de unos gobiernos que realmente se comprometen con las personas más necesitadas del mundo, pero en realidad las cosas siguen como hasta el momento y más allá de algunas aportaciones económicas para paliar las situaciones extremas (ayudas que, por cierto, a veces tardan demasiado en llegar) no se mueven los suficientes hilos como para prevenir que otras crisis alimentarias vuelvan a repetirse.

En realidad este artículo trata más bien del cómo los gobiernos deberían hacer para prevenir y paliar estas extremas situaciones vuelvan a repetirse en continentes como África, en la que en estos días más de 750.000 personas se encuentran en riesgo de muerte por causas relacionadas con la alimentación y la salud: Save The Children, Intermón Oxfam y ONE se han unido para crear una declaración con los compromisos que deberían tomar los gobiernos para que la actual situación no se volviese a repetir.

¿Te gustaría conocerlos? Entonces echa un vistazo a este artículo, porque te resumimos algunos de los principales puntos de este documento.

La ‘Declaración para Acabar con el Hambre’ elaborada por estas tres populares ONGs aseguran que son necesarias medidas urgentes que se basarían en los siguientes puntos:

1. Reparar los fallos del sistema de respuesta a emergencias: los sistemas de alerta funcionan en la mayoría de regiones del continente, por lo que el aviso de las posibles crisis se da mucho antes de que éstas lleguen a situaciones extremas; sin embargo, la ayuda internacional por parte de los gobiernos siempre se demora.

2. Apoyo a la producción local de alimentos: La seguridad alimentaria de estos países depende de su propia producción, algo que por falta de inversión y mala gestión no se ha impulsado en la mayoría del continente.

3. Servicios sociales y protección para los más pobres: La supervivencia es el pan de cada día de muchas familias, que venden lo que tienen para poder llevarse algo a la boca. Para generar estabilidad a estas familias, la base sería crear redes de protección social e inversiones obligatorias en salud y educación para las mismas.

4. Alimentación a precios accesibles: Las subidas y la volatilidad en los precios de los alimentos provoca que muchas personas no puedan acceder a los mismos, de modo que su ‘sueldo’ da cada vez para menos cantidad.

5. Reducir la violencia y los conflictos armados: La violencia es una de las causas de la muerte masiva por hambre, por lo que hay que la solución de ambas está fuertemente relacionada. La acción de los gobiernos debe proteger y ayudar a las personas en riesgo por conflictos así como abordar el ciclo fundamental de violencia y pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *