Cierre del vertedero de La Chureca

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Infecciones, enfermedades, putrefacción, falta de saneamiento… El inmenso vertedero de La Chureca, en la ciudad de Managua (Nicaragua) ha sido dado a conocer en numerosas ocasiones por las pésimas condiciones de vida y trabajo de las personas que se dedican a trabajar en la zona e incluso viven a sus alrededores.

Mujeres, hombres y pequeños que se exponen a todo tipo de enfermedades por la mera necesidad de subsistir y ganar algo de dinero con el que conseguir algo que llevarse a la boca.

De hecho, se dice que todavía casi 2.000 personas viven de la recogida de material para reciclaje haciendo vida en el inmenso asentamiento de chabolas que se extiende a su alrededor conocido como Alcahualinca.

Tras muchos años de lucha y denuncia contra la falta de salubridad de este espacio nicaragüense se ha conseguido: Aunque en este momento ya solamente permanecía abierto un 10% de lo que era el vertedero original, por fin se prevé el cierre definitivo de las más de 40 hectáreas junto al contaminado lago Xolotlán.


Aquí llegan diariamente 80 camiones recolectores tras realizar 47 rutas de la capital nicaragüense para depositar cada día más de 1.000 toneladas de basura entre las 5 de la madrugada y el mediodía.

A partir de este año las personas que se dedicaban a este trabajo infrahumano van a recibir una oportunidad que supondrá un gran cambio en sus vidas y en la de las generaciones de futuro: De trabajar escarbando entre basura pasarán a un tener trabajo digno en alguna de las diferentes empresas de la planta que se ha levantado en la zona.

De este modo, recibirán formación específica para entrar a formar parte de la plantilla de la generadora de gas y energía, de la fábrica de abono y de la planta de reciclaje.

Como era de esperar, este gran avance se ha conseguido gracias a la ayuda de algunas organizaciones locales y extranjeras (como la CTCP, Intervida Nicaragua, la Agencia Española de Cooperación internacional -AECID-, etc.) así como de sindicatos de trabajadores, que no solamente han actuado a través de la denuncia sino que también lo han hecho en términos de inversión económica.

Según las previsiones de las autoridades locales, el cierre definitivo de La Chureca podría ser una realidad a finales de año.

Por fin un final feliz con nuevas oportunidades para aquellos a los que le ha tocado vivir una historia de desgracias, injusticias e infelicidad en La Chureca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *