Calcular el Índice de Pobreza Humana

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Suele ser complicado los niveles de pobreza porque en muchas partes del mundo se vive en malas condiciones. En ocasiones se mide erroneamente la pebreza según la economía de un país, se deben de aplicar otras variables que aportan una visión más global. Para ello existe el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que valora la falta de recursos desde un punto de vista social. Este índice (que se expresa entre 0 y 1) apuesta por las personas. Considera la verdadera riqueza es la gente que vive en cada nación.

Por este motivo, apuesta por valores como disfrutar de una vida larga y saludable, ser educados, acceder a los recursos necesarios para lograr un nivel de vida digno y poder participar en la comunidad. Teniendo en cuenta todo esto, se forman unas variables que miden a través de dos modalidades del IDH:

IDH desagregado. Se forma a partir de los grupos de datos que analiza el IDH (ingreso, regiones geográficas o administrativas, residencia urbana o rural, género y etnia). Este método revela cualquier diferencia que oculte el índice general para un país o entre regiones, géneros, áreas rurales y urbanas y grupos étnicos. Su objetivo es ayudar a orientar las políticas y las acciones para atacar las desigualdades y deficiencias.

IDH específicos de cada país. Para precisar los datos de determinadas regiones, los IDH incluyen componentes adicionales. Así se reflejan las prioridades y los problemas específicos de cada país y se obtiene una cifra más exacta del nivel de desarrollo. Estos ajustes se aplican a las categorías de esperanza de vida, ingresos o educación. Se analizan las tasas de mortalidad de niños menores de cinco años o de las madres, el desempleo o la cantidad de alumnos matriculados.

Pobreza,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *