Día Internacional contra la trata con fines sexuales


Violencia, coacción, abusos, explotación, vulneración completa de los derechos… En más de una ocasión os hemos hablado de lo que supone la trata de personas con fines laborales o sexuales, esa actividad ilegal que consiste en la explotación sexual de una persona con terceras personas con el objetivo de sacar beneficios de tal actividad.

Aunque lamentablemente las redes de trata de personas están todavía lejos de desaparecer, mañana 23 de septiembre se celebra el ‘Día Internacional contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual‘.

La celebración, aprobada por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en enero de 1999 tiene su origen en la aprobación de la ley contra la prostitución infantil en Argentina en 1913 (conocida como Ley Palacios).

Se dice que los casos de explotación sexual con fines lucrativos (no de las víctimas, por supuesto) superaron este año los dos millones de personas en todo el mundo, y es que solo en Europa podrían estar entrando más de medio millón de mujeres y niñas para esta actividad que las deja en una situación de vulnerabilidad, sumisión y terror.

El seguimiento de las redes, la protección de las víctimas y la persecución de este delito son las claves de su desaparición, por lo que cualquier forma de colaboración contra él es positiva y ayudará a devolver la sonrisa a millones de mujeres, adolescentes y niños, y es que la explotación sexual no tiene edad.

Por suerte ya existen diversos organismos a nivel nacional e internacional así como también muchísimas ONGs que luchan para destruir esta lacra mundial que afecta a tantísimas personas y que a menudo tanto cuesta de ver u aceptar a las personas que vivimos en la comodidad y el calor de nuestros hogares.

Puedes echar un vistazo a la Red Española contra la Trata de Personas, a ‘End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking for Sexual Purposes’ o a la Ricky Martin Foundation, que también centra su actividad en este problema.

1 comentario

  1. Este flagelo a nivel mundial debería ser coordinado por todos los gobiernos del mundo. En especial por los países del llamado primer mundo que viven de la necesidad de mujeres sin importarles su procedencia o la forma a la cual llegaron a sus países, con tal de satisfacer sus deseos y aberraciones sexuales.

    …..Digamosles hoy, que tienen una deuda moral que deben saldar, conquista social que deberán llevar a cabo los pueblos del mundo…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *