20 de noviembre, Día Internacional de la Infancia


Además de las popularísimas elecciones generales en España, el próximo domingo 20 de noviembre es el Día Internacional de la Infancia, un día para la reflexión acerca de las desiguales y a menudo dificilísimas situaciones que viven millones de menores en todo el mundo.

Hambre, desnutrición, falta de escolarización, orfandad, desplazamientos a otros países, trata de personas, explotación laboral o sexual… Esta es la cruda realidad que muchos de ellos sufren cada día mientras nosotros, cómodos en el sofá de casa, nos quedamos impasibles de brazos cruzados.

Este día conmemora la fecha en que la Asamblea General aprobó la Declaración sobre los Derechos del Niño en 1959 y la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.


¿Qué puedes hacer tú para ayudar?

1. En primer lugar infórmate acerca de los distintos problemas que afectan a los menores, pues este es el único modo de tomar consciencia de la necesidad de tu ayuda.

2. Contribuye todo lo que puedas: tu ayuda puede ser útil en muchos aspectos, desde una mínima donación económica hasta la realización de acciones de voluntariado en tu ciudad, la cooperación nacional e internacional y hasta la difusión de noticias interesantes en tus redes sociales con el fin de difundir la información y sensibilizar al resto de la población.

3. Una idea genial es apadrinar un niño, lo que puede mejorar la situación de un pequeño y toda su comunidad: le garantizará una dieta equilibrada, una mínima educación y la mejora de los equipamientos de su pueblo, entre otras cosas. El coste para ti apenas será de unos 30€ al mes, pero los buenísimos resultados de tu acción no podrán pagarse con dinero.

4. Participa en actividades solidarias o en jornadas de reflexión durante este Día Internacional de la Infancia; muy probablemente encuentres un montón de opciones entre las que escoger en tu ciudad. La Cruz Roja (en Madrid) o Global Humanitaria (en Barcelona) son solamente dos de las ONG que realizarán este tipo de actividades el próximo domingo.

Aunque deberíamos hacerlo cada día de nuestras vidas, dediquemos nuestros esfuerzos aunque sea por un día para mejorar su situación y sacarles una sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *