La OEI llevará luz e Internet a más de 60.000 escuelas
La Organización de Estados Iberoamericanos (EOI) ha puesto en marcha una estupenda campaña para que las escuelas “pasen del siglo XIX al siglo XXI”. Se trata de “Luces para aprender“, que pretende llevar electricidad a los colegios. De momento está en marcha un proyecto piloto para llevar Internet a 100 colegios ubicados en zonas rurales y de difícil acceso en Iberoamérica.

El programa no solo quiere quedarse ahí, sino que pretende llevar electricidad a unas 60.000 escuelas para el 2014, mediante la colocación de placas solares. Sin embargo, y tal y como explica el secretario general de la OEI, Álvaro Marchesi, será difícil llegar hasta las zonas amazónicas o andinas debido al transporte de los paneles. De momento disponen de un fondo de 40 millones de euros, de los 269 previstos en el presupuesto, ya que el coste por cada escuela es de 4.200 euros. Por suerte, los países que forman parte de la organización se han comprometido a añadir entre 160 y 180 millones.

La OEI llevará luz e Internet a más de 60.000 escuelas
Gracias a este proyecto, tanto niños como docentes podrán acceder a las nuevas tecnologías, lo que supondrá la huída del asilamiento que les limita su situación social. Además, los promotores esperan que esto haga disminuir la violencia. Otro de sus objetivos es formar a los maestros en el uso pedagógico de las tecnologías. Además de todos estos aspectos positivos que puede conseguir el proyecto, también la industria de los paneles solares podrá suponer oportunidades de trabajo y formación en estas comunidades.

Para sensibilizar a la población, la OEI ha puesto en marcha una campaña, con la intención de que las comunidades se animen a “apropiarse del proyecto, cuidándolo y gestionándolo para poder sostenerlo en el futuro”. En el vídeo de la campaña, en el que aparecen chicos y chicas de Honduras que se comunican con otros colegios de Alcalá de Henares, se pueden escuchar voces de rostros conocidos, como el cantante Alejandro Sanz o la tenista Conchita Martínez.