Diferencia entre ONG y Fundación
Las necesidades en distintos ámbitos sociales, económicos y culturales a nivel mundial han significado que cada vez más personas se diesen cuenta de que hay que hacer algo por cambiar el curso en el que iban las cosas; por ello, desde hace décadas no dejamos de oir hablar de las ONGs o fundaciones, aunque realmente no sabemos cómo diferenciar unas de otras.

Ambas son entidades sin ánimo de lucro que luchan por causas humanitarias y sociales definidas por ellos mismos en función de aquellas que más interés les suscitan o cuya superación puede ser de mayor relevancia. Generalmente, todas ellas trabajan tanto con personal voluntario como con trabajadores contratados.

ONG

Debes saber que la organización principal y de más relevancia a nivel mundial son las ONGs (Organizaciones no Gubernamentales), entidades públicas sin ánimo de lucro creadas por gobiernos locales, regionales o internacionales o bien por organismos internacionales para resolver problemas tanto a nivel regional (como la alfabetización, la pobreza, mejora de las condiciones de vida, el medio ambiente, etc.) como internacional (ayuda humanitaria, mejora de la salud, desarrollo económico y humano, o derechos humanos, entre muchísimos otros).

Fundación

Por su parte, la fundación no es independiente de la ONG, sino que es una entre los diferentes tipos de organizaciones no gubernamentales existentes como las asociaciones o las cooperativas, por ejemplo. Así, se trata simplemente una manera de definir jurídicamente al tipo de organización, pues como objetivos y causas tiene de hecho las mismas que cualquier ONG en función de su ámbito territorial de actuación. En cuanto a su financiación, el dinero procede en un primer momento de la persona fundadora, que define las líneas de actuación de la entidad; más adelante la entidad funcionará gracias a las donaciones de particulares y a la inyección de los gobiernos. Sin embargo, esto no quiere decir que el fundador no pueda llevar de forma autónoma ningún ejercicio económico de forma paralela para subsistir.

Por tanto, el dinero que las mantiene puede proceder de diferentes fuentes, entre las que se encuentran los particulares que donan dinero de forma puntual o realizan una suscripción periódica, el financiamiento de los gobiernos, las administraciones públicas, los organismos internacionales o las empresas, por ejemplo.