Barcelona crea una Visa para dignificar la distribución de comida solidaria
A través de la iniciativa Barcelona Solidaria, el Ayuntamiento de la ciudad condal cambiará el sistema mediante el cual entrega las ayudas económicas para la cobertura de las necesidades básicas de alimentación. El objetivo está muy claro: dignificar la recogida de alimento y evitar las colas que se producen en algunos puntos de distribución de la ciudad.

Hasta ahora, los Servicios Sociales cubrían las necesidades de alimentación de las personas sin recursos mediante transferencias bancarias o cheques. Sin embargo, a partir de julio, lo hará mediante una tarjeta Visa Electron de La Caixa recargable ligada a una cuenta municipal con la que los usuarios podrán comprar los alimentos básicos en cualquier establecimiento y no será válida en tiendas que no sean de alimentación.

Paquetes de alimentos más equitativos

Además de dignificar la recogida de alimentos y evitar las colas, con la nueva tarjeta se pretende racionalizar la distribución y rediseñar los paquetes de alimentos para que sean más equitativos. En Barcelona hay 1.541 plazas de comedor municipal y 841 más del servicio de Àpats en companyia.

Posibles descuentos

Según informan desde el ayuntamiento, se está conversando con los supermercados y comercios locales para que además haya descuentos con la tarjeta. El diseño no es definitivo y aún se sopesa si mantener los logos de las entidades bancarias o el Ayuntamiento. Además, insisten en que esta tarjeta monedero dignifica más y estigmatiza menos al usuario

Controlar informáticamente a los destinatarios

Un total de 234 entidades ofrecen y distribuyen alimentos entre las personas necesitadas en la ciudad de Barcelona. Están en contacto con Servicios Sociales y con grandes ONG como el Banc dels Aliments o Càritas Diocesana de Barcelona. Tras la segunda reunión de la Taula Solidària d’Aliments, Ajuntament y las entidades acordaron organizar la distribución y controlar informáticamente a sus destinatarios ya que actualmente se desconoce el número exacto de beneficiarios.